¿Qué productos puedo vender en mi estanco?

En 2014  se realizó una modificación del Real Decreto 1199/1999 de 10 de septiembre en el que se estableció que en los estancos «será libre la comercialización de otros productos o la prestación de servicios, sin más requisito que la presentación de una declaración responsable ante el Comisionado para el Mercado de Tabacos». Gracias a este cambio legislativo, las expendedurías de tabaco han conseguido reinventarse y conseguir nuevas formas de ingresos.

Por fin el estanco ya no vive sólo de la venta de tabaco. Sí que es verdad que «el estanco siempre ha vendido algo más que tabaco, como sellos, certificados médicos o recargas de abonos de autobús o de tarjetas de teléfono», afirma Mario Espejo, presidente de la Unión de Estanqueros. Pero también es cierto que «la llegada de nuevos productos se ha intensificado en los últimos tiempos para hacer frente a la bajada en la venta de productos de tabaco», reconoce el directivo.

Un estanco del siglo XXI nada tiene que ver con esa imagen rancia (y olorosa) de otros tiempos. Podemos ver alguno que más parece una joyería de gama alta o una boutique de productos delicatessen, por poner algunos  ejemplos, con un decorado y ambientación moderna y que complementa perfectamente varios negocios. Todo lo cual repercute, lógicamente, en el valor del negocio. Los márgenes en esos otros sectores (también en los artículos complementarios como filtros, papel, encendedores, pitilleras etc) son mucho más altos que en el tabaco, como sabemos tasado (en  cajetillas el 8,5 %) y sin margen de maniobra alguno, ni posibilidad de promociones u ofertas, ni rebajas. Pero la venta cruzada que proporciona y facilita el hecho de ser un estanco oficial y el trasiego de gente tiene una gran importancia en esas otras vías de negocio que en una tienda exclusiva y ‘ad hoc’ no funcionarían igual.

Podemos resumir la pregunta del artículo muy fácilmente: se puede vender prácticamente de todo. La normativa (RD 1199/1999) expresamente refiere que:

‘Será libre la comercialización de otros productos o la prestación de servicios,  sin más requisito que la presentación de una declaración responsable ante el Comisionado…’

La única referencia que vemos a la prohibición de esos productos es genérica a a que dicha comercialización no afecte a la debida conservación y comercialización del tabaco y Timbre del Estado o a la seguridad de los usuarios

De aqu  podemos extraer que hay productos que NO se pueden comercializar en un estanco, aunque sea por simple sentido común o por contravenir otra normativa como por ejemplo alimentos frescos, pan, bollería, fruta, carne etc. También productos de pirotecnia o juguetes y dulces que tengan forma de productos del tabaco resultando atractivos  a los menores.

La lista de otros productos que SI se pueden comercializar en un estanco es obviamente muchísimo más extensa y sólo a modo de ejemplo podemos enumerar algunos de los más habituales: 

  • Librería y Papelería
  • Frigoríficos con refrescos.
  • Botellería o Vinoteca.
  • Regalos y complementos
  • Accesorios de móvil.
  • Peluches y juguetes
  • Transacciones electrónicas (tarjetas de Plataformas de TV, Museos, Spotify, Google Play, Apple Store, Paysafecard, Amazon, Play Station…)
  •  Frutos secos, golosinas, chicles… 
  • Recargas telefónicas de prácticamente todos los operadores
  • Tarjetas de Transportes
  • Juegos (ONCE, Loterías y Apuestas del Estado*… )



Estos solo son algunos ejemplos pero, como ya dijimos, puedes vender cualquier producto que no se salte la ley. ¡Deja libre la imaginación!

“Hay que tratar de convertir el estanco en un comercio moderno” así que, desde Lotta, te animamos a que salgas de la zona de confort probando con la venta de alguno de estos productos diferenciandote así de la competencia, pero recuerda siempre que, el motor de  tu negocio sigue siendo el tabaco.

*Necesita licencia/contrato con SELAE

Comments · 1

Deja un comentario

*

*